martes, 17 de septiembre de 2013

Animales en peligro de extinción en Venezuela: El Aguila Arpía


El águila arpía o simplemente arpía (Harpia harpyja), conocida en guaraní como taguato ruvichá, es una especie de ave falconiforme de la familia Accipitridae que vive en la zona neotropical. Es el águila más grande del Hemisferio Occidental y del Hemisferio Austral, la más poderosa del mundo y la única especie del género Harpia. Su hábitat es el bosque lluvioso. No se conocen subespecies.

Se le llama también águila coronada aunque tal nombre es dado también a otras especies, en particular a Stephanoaetus coronatus y aHarpyhaliaetus coronatus.

Características
Es la rapaz más poderosa, las dimensiones promedio de la hembra del águila arpía son 100 cm de largo, 200 cm de envergadura y peso de 7.5 kg. El macho tiene dimensiones más pequeñas (hasta 196 cm de envergadura y un peso aproximado de 4.5 kg). El águila arpía es la segunda águila más grande del mundo, siendo superada en envergadura (distancia entre los extremos de las alas) solamente por el águila de Filipinas (Pithecophaga jefferyi), aunque generalmente la harpía es más robusta. Los adultos de ambos géneros tienen plumaje de similar color, que consiste de tres tonalidades básicas: gris en la cabeza; gris muy oscuro, casi negro en algunos ejemplares, en la doble cresta en la cabeza, el cuello, parte superior del cuerpo y de las alas; y gris muy claro, casi blanco, en la parte inferior del cuerpo y de las alas. Sus patas son amarillas claras con líneas oscuras y sus garras de color negro pueden llegar a medir 15 cm de largo. En la cola tiene franjas del gris oscuro y del gris muy pálido. El águila arpía posee un pico fuerte de color gris oscuro. Sus ojos tienen el iris color chocolate y en ocasiones pueden ser de color amarillo. Existen diferencias entre las aves jóvenes y adultas, las últimas presentan una banda ancha negra color negro. Pueden vivir hasta 40 años.


Historia Natural
La edad reproductiva del águila arpía comienza a los 4 o 5 años. Construyen sus nidos con ramas y palos entrecruzados en las copas de árboles altos (20 a 40m aproximadamente). En estos nidos las hembras depositan de 1 a 2 huevos, y tiene una camada cada 2 o 3 años. Los huevos eclosionarán 56 días después. La cría es alimentada diariamente, pero el suministro de alimentos puede suspenderse por una semana, para luego ser reiniciado. Las crías necesitan son ayudadas por los padres durante aprox. 1 año y necesitan más de cuatro para completar el plumaje de adulto.

Son animales depredadores, más exactamente: superpredadores. Sus presas favoritas son los mamíferos trepadores como monos, perezosos y coatíes. También se alimentan de reptiles (como iguanas verdes y serpientes) y otras aves. Generalmente no vuelan a grades alturas y pese a su porte tiene la habilidad de penetrar las frondas y espesos follajes para cazar a sus presas siendo uno de los animales proporcionalmente más fuertes del mundo (levanta y lleva en vuelo tres veces su propio peso). Prefieren las densas selvas vírgenes, por lo que la pérdida de su hábitat la pone en peligro de extinción, su morfología está altamente adaptada al hábitat en el cual caza, en efecto sus alas proporcionalmente respecto a su tronco no son tan largas (lo que le permite volar ágilmente dentro de las copas densas de los árboles) aunque sí anchas, la cresta y corona de plumas además de señal fanérica tiene la función de redirigir los sonidos hacia sus oídos los cuales sumados a unos ojos de aguda vista preparados para la penumbra le permiten percibir rápidamente los menores movimientos de sus presas entre las espesas frondas. Ocupa el dosel superior de los bosques, y acostumbra estar cerca de los “barreros” (sitio rico en sal), donde se encuentran varias especies de animales, sobre todo mamíferos, que constituyen parte de su dieta; también se alimenta de cría de venados, cerdos silvestres, armadillos y otros.

Es rápido y certero en sus ataques, siendo capaz de llevar hasta las copas de los árboles una cría de cerdo silvestre. En la naturaleza, el águila arpía caza apenas dos veces por semana, siendo este el motivo de que elija presas de gran porte.

Se extiende desde el Sureste de México, pasando por Centroamérica, hasta el Sureste de Brasil y Paraguay hasta el Norte de Argentina. Vive tanto en la Vertiente Atlántica como en la Pacífica.

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) la enlista en su libro rojo como una especie casi amenazada.

En Panamá es considerada el ave nacional, y es protegida por instituciones como ANCON, ANAM y el Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales, entre otras. En Ecuador existe un programa de conservación que trabaja especialmente para ella y para las comunidades que comparten sus territorios: el Programa de Conservación del Águila Arpía en Ecuador PCAHE.

En Venezuela, en el estado Bolívar, estas inmensas aves rapaces anidan en la zona norte del Orinoco y en el resto del país habitan en algunos sectores de Aragua, Distrito Capital y en la cordillera de la costa central en Miranda; además, la podemos ubicar al sur del río Caura, cerca de El Palmar, en el Delta del Orinoco y en la Gran Sabana. La distribución de estas enormes aves al norte del río Orinoco ha disminuido hasta en 50% con respecto a la población de águilas arpías ubicada al sur del estado Bolívar. Esta reducción ha llevado a las autoridades y a los ambientalistas a desarrollar programas de protección, pues se trata de un ave que podría desaparecer en los próximos años si no hacemos el esfuerzo de preservarla.

Según el "Libro Rojo de Especies Amenazadas de la Fundación Polar", esta especie es el único representante de un género mono específico, de biología frágil e intolerante a modificaciones en su ambiente, depredador con necesidad de grandes extensiones de hábitat, existen en áreas no perturbadas en el país que presentan un hábitat adecuado para el ave, en particular la zona sur del río Orinoco.

En cualquier caso, se requiere profundizar los estudios para precisar su situación actual, programas que deben ir más allá de ser utilizada su figura impresa ,en enero de 2008, en el reverso de los billetes de 10 Bolívares Fuertes, acompañado en su anverso por el Cacique Guaicaipuro, siendo este el nuevo signo monetario de la República Bolivariana de Venezuela. En la página web del Banco Central de Venezuela, al hablar sobre este billete, indica que es la especie más grande de los accipítridos en Venezuela, y se encuentra distribuida al norte del Orinoco, y en los estados Carabobo, Aragua, Miranda y Distrito Capital.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Sus comentarios antes de ser publicados serán revisados por el Administrador del Blog