miércoles, 25 de septiembre de 2013

El Internet en tu Familia: los Riesgos del uso de las Redes Sociales para nuestros hijos


Hoy en día, vivimos en un medio de tecnología y avances de comunicación que nos permite estar conectados con diversas personas, conocidos y desconocidos. Esto ha generado grandes avances en comunicación que han permitido el desarrollo académico, laboral y social, ya que podernos contactar con el medio que nos rodea de forma real.
El internet es algo muy positivo para la sociedad y para las personas en particular; pero como todo existen ciertos riesgos o aspectos negativos que podrían dañarnos. Es por ello, que debemos conocer cuáles son las áreas del internet que pueden generar un riesgo tanto para nosotros como para nuestros hijos, y nuestro trabajo como padres es enseñárselos para que aprendan y no sufran daños.
Como cualquier cosa en la vida, el ser humano está expuesto a situaciones de peligro, pero mientras nosotros como padres preveamos a nuestros hijos sobre esto, podremos evitar en la medida de lo posible de caigan en problemas. Son los padres de familia (no las escuelas, las redes sociales, ni el gobierno) los responsables de las acciones de nuestros hijos y las consecuencias de sus actos, y debemos desarrollar desde corta edad su juicio crítico sobre el uso de las redes sociales, y sobre los riesgos y peligros que pueden tener.

Para lograr proteger a nuestros hijos y enseñarlos a tener seguridad en todos los ámbitos de su vida, incluyendo en el de Internet, los padres debemos desde que nuestros hijos están chiquitos:
  •  Fortalecer sus habilidades y destrezas: nuestros hijos necesitan estar seguros de sí mismos y de sus habilidades, y no hay nadie mejor que nosotros como padres para enseñarles para qué son buenos. Esto va a generar que nuestros hijos aumenten su autoestima. Es importante diferenciar entre darle a conocer a nuestros hijos las cosas buenas que saben hacer y hacerlos sentir que son los mejores en todo (con esto último vamos a generar una percepción falsa de sí mismo, la cual deseamos evitar). Recordemos que si nuestros hijos tienen una buena autoestima evitaremos la presión grupal.
  • Poner Límites: el establecer límites bien definidos y ser consistentes en su aplicación va a generar que nuestros hijos se desarrollen sanamente. Los padres no son amigos de sus hijos, nuestros hijos tienen muchos amigos, pero solo 2 padres. Las reglas, los límites y las normas son esenciales, siempre en un plano de comunicación abierta.
  • Monitoreo/supervisión: los niños requieren de la presencia de un adulto que les acompañe en su desarrollo y que les pueda explicar cuales situaciones son un riesgo para ellos. En Internet, requerimos saber qué están haciendo nuestros hijos y qué páginas web son de su interés; esto no significa acosar en las redes sociales a sus hijos, ni ser sus amigos dentro de las redes sociales.
  • Solución de problemas en familia: los hijos deben saber que pueden confiar en sus padres, y saber que la solución de sus problemas la van a lograr en conjunto con sus padres, ya que con sus consejos van a construir un aprendizaje.  Si los niños saben que pueden contar con sus padres no van a recurrir en sus amigos o en extraños para solucionar sus problemas (personas no aptas para ayudarlos).
  • Involucramiento positivo: los padres debemos tener la disposición y la paciencia para involucrarnos con nuestros hijos, con sus intereses y tomarnos el tiempo para relacionarnos con ellos.

Es por todo esto, que debemos promover una comunicación abierta y sana con nuestros hijos, para poder proporcionarle lo que ellos necesitan en el momento adecuado.
Pero, cuáles son los riesgos que tenemos en Internet
  • Perder nuestra privacidad. Debemos enseñarle a nuestros hijos que hay datos personales que NO debemos dar a nadie, como son la edad, la contraseña, el colegio donde estudia, entre otros.
  • La importancia de proteger nuestra reputación. En internet y sobre todo en las redes sociales es importante proteger nuestra reputación, y para ello debemos evitar montar cosas o enviar información que nos pueda perjudicial. Hay que hacerle la diferencia a nuestros hijos de hacer las cosas físicamente con alguien, que hacerlo vía los medios sociales (en el primero la información se pasa de boca en boca, en el segundo hay pruebas físicas de los hechos).
  • Promover la popularidad. Tenemos que entender que la popularidad en las redes sociales está determinada por cuanta gente te sigue, y para que te sigan muchas personas la información que publicas debe ser de “interés” para los demás y para el chisme. Los niños desea hacerse popular por la información que publican por lo que esta información llega a pasar las barreras de la privacidad y de la intimidad.
  • Tener información no apta para nuestra edad. La edad de los 11 años, es cuando la mayoría de los niño se encuentran sin querer con información sexual y actos de violencia en internet.
  • Tener contacto con extraños. Los pederastas logran tener información confidencial de los niños en menos de 10 minutos, y hacen un cortejo que logra el encuentro físico. Investigaciones han arrojado que el cortejo que hace el pederasta es tan efectivo, que después del primer encuentro, el 73% de los niños idealizan la situación al nivel que los niños tienen relación sexual una segunda vez por voluntad propia con el adulto.
  • Ciber-bullying: este es el tipo de bullying mas dañino, ya que el agresor no ve el daño que genera en el otro. Ademas, que por el tema de popularidad, otros niños al no conocer lo que genera en el niño abusado, promueven y se vuelven agresores también.Como se puede ver, la seguridad en internet es un proceso permanente que debemos ir desarrollando en los hijos, como la sexualidad, las drogas, entre otras; de forma constante y persistente.Es por esto que tenemos mucho que hacer con nuestros hijos, pero siempre en un ambiente de comunicación, de generar un juicio crítico, y de interesarnos en lo que pasa en sus vidas. Algunas estrategias que podemos recomendarte para evitar que su hijo se vea envuelto en alguno de los peligros en internet son:
  • Ver videos de relatos de situaciones de peligro con tus hijos, y que se analice el video para que el niño responda cuáles son los riesgos, qué decisiones malas tomó el niño del video, cómo evitarías estar en estas situaciones, crees que esto te ha pasado a ti, y cómo puedes prevenir para ti y para tus amigos que ocurra este tipo de cosas.
  • Conversar con nuestros hijos sobre las fotos y videos sexuales de otros niños o adolescentes que están en el Internet, con el fin que tomen conciencia y determinen qué podrían hacer ellos para evitar que dichos videos se suban a la red. Pregúntale a tu hijo cómo se asegura a sí mismo que un video o una foto de él o ella no lo van a subir a la red la otra persona. Póngale situaciones para que analice por ejemplo:
  • El reto o perdida de una apuesta en la que tiene que montar una foto.
  • La venganza del “novio(a)” al terminar.
  • Vean juntos los perfiles de diferentes personas, y conversen sobre la información que se está mostrando, y sobre lo que debe y no debe escribirse.
La información aquí proporcionada está basada en charlas diversas, tanto por el Ing. Armando Novoa Foglio, como por la Policía Federal. Si desea profundizar mas en el tema o hacer alguna denuncia podría contactar los siguientes sitios Web: anf@asi-mexico.org

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Sus comentarios antes de ser publicados serán revisados por el Administrador del Blog