miércoles, 3 de junio de 2015

¿Cómo criar a nuestro hijo si es único?

25/05/2015

Siempre que escucho sobre los hijos únicos es lo mismo: "Es que es hijo único por eso es egoísta", "Se porta mal, es un engreído, debe ser hijo único".

Tantas cosas se dicen sobre los hijos únicos que decidí investigar un poco, ya que en los últimos años existe un alto número de hogares que cuenta con hijos únicos por diversas razones,  por eso, es importante desmentir algunas percepciones sin fundamento e informarse un poco más sobre este tema.

Debido a que los hijos únicos no tienen hermanos con quienes interactuar, ellos aprenden a depender de sí mismos. Sin embargo, suelen tener ciertas dificultades en socializar a pesar de que no necesariamente su condición de ser únicos los haga introvertidos o extrovertidos. No siempre aquellas personas que no han tenido hermanos y/o hermanas desarrollan esa clase de características.
Pero muchos estudios han arrojado lo siguiente:

?    El hijo único en realidad no es más autocentrado que ningún otro, ni menos competente en el manejo de los conflictos. Resulta que esa rivalidad entre hermanos no es necesaria para ayudarlos a resolver problemas. El tener compañeros de clase y ?en general? amigos cumple la misma función.

?    Otro estudio muestra que no necesariamente los hijos únicos están más solos. Este dice que la soledad no siempre es mala y muchas veces ayuda a fortalecer el carácter.

?    Se encontró que los hijos únicos tienen igual número de amigos que los niños que tienen hermanos. En general, las diferencias entre hijos únicos y aquellos criados con hermanos tienden a ser positivas.

?    Los hijos únicos han demostrado tener una inteligencia más alta, al igual que una mejor ejecución escolar. También, parece ser, tienen una muy buena autoestima. Todo esto sería causa de que los padres, al tener un solo hijo, lo estimulan más intelectualmente, pasan más tiempo con él y, por lo común, el hijo único vive en un ambiente muy enriquecido por los adultos.

Pero, ¿cómo criarlos correctamente? Algunos consejos:

1. El instinto innato que tienen todos los niños de imitar y querer ser como su?s padres y complacerles es usual. Para fomentar su identidad propia debemos ir con cuidado y no elogiar en exceso los parecidos: Debemos fomentar la diferencia elogiando al niño desde muy pequeño cuando haya hecho algo "a su manera".

2. Al no experimentar la rivalidad y las tensiones de la convivencia entre hermanos, el hijo único puede presentar cierto grado de inmadurez emocional y preferir la compañía de adultos, o niños mayores o menores que ellos y evitar la compañía de niños de su edad. La convivencia obligatoria con niños de su edad que se produce en la escuela puede llegar a solucionar este problema. Para ello es conveniente que el niño se escolarice a los 3 años.

3. La atención exclusiva que los padres prestan al hijo único tiene efectos muy sobre la autoestima y la autoimagen del niño que pueden desbordarse y convertirse en una actitud egocéntrica. Para evitar esto debemos fomentar la autoestima y la autoimagen positiva del niño sin caer en exageraciones poco realistas dándole siempre y desde muy pequeños un feedback descriptivo ("¡Cómo me gusta esta flor roja que has pintado!" En lugar de "¡Qué bien dibujas, es la flor más bonita que he visto!").

4. El apego entre los padres y el hijo único hace que el niño se sienta muy seguro y protegido y sienta las bases para una fuerte independencia. El apego mal gestionado genera ansiedad en el hijo único cuando no está con sus padres. Para que el hijo herede solamente el lado bueno del apego debemos fomentar su individualidad con actividades que le diferencien de nosotros, fomentar que tome sus propias decisiones, fomentar que cuide de sí mismo.

Espero que les sean útiles estos consejos. Si tienen problemas con la crianza de un hijo único es mejor ponerse en contacto con un especialista.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Sus comentarios antes de ser publicados serán revisados por el Administrador del Blog