martes, 5 de noviembre de 2013

¿Cómo poner límites a los niños?, @fPadres


No existe una ?Universidad para padres?, y lamentablemente tampoco nos dan, junto con nuestro hijo recién nacido, un ?Manual para padres?. Cuando nace un niño, nace una madre y un padre, y juntos van creciendo, aprendiendo y superándose.

Visto de fuera esto parece aterrador. ¡Menos mal que siendo bebes no éramos conscientes de la inexperiencia e inseguridades de nuestros padres!

Pero la buena noticia es que en esta aventura de ser padres no estamos solos, si lo deseamos podemos tener la ayuda de cientos y miles de expertos (pediatras, maestros, psicólogos, abuelas) que pueden ayudarnos.

Hoy queremos darte algunas pautas básicas, en lo que se refiere a PONER LÍMITES A LOS NIÑOS, algo que parece tan difícil hoy día (sino imposible) y por lo cual muchos padres, cansados de tratar y de fracasar, terminan dándose por vencidos.

Antes de continuar queremos que recuerdes que solo los niños que tienen límites son niños seguros y verdaderamente felices. Los límites, las reglas y pautas en casa,  permitirá que el niño se sienta protegido y seguro de sus actos.

Acuérdate siempre de que los límites marcan el camino a seguir y no son sinónimo de castigo. Una norma bien puesta puede ayudar al niño a saber cómo continuar.

Entonces, ¿cómo poner límites a los niños?

1) Ten seguridad en tí mismo. Los niños necesitan ver seguridad en sus padres para lograrla en sí mismos.

2) Mantén la calma frente a los berrinches.

3) coherente. Si un día permites al niño que tome lo que no puede y al otro día se lo das, estarás perjudicándole. Lo mismo sucede si no actúas con el ejemplo.

4) Ponte de acuerdo con tu pareja. No sirve de nada que la madre diga que sí y el padre que no, o viceversa.

5) claro al poner una regla y asegúrate que tu hijo entiende lo que esperas de él. A veces los niños no son obedientes simplemente porque no saben qué deben hacer (o no hacer)

6) Cuando pongas una regla o norma, habla del premio? por cumplirla (minutos extras en el ordenador, hacer su comida preferida, etc) y de la consecuencia? por no cumplirla: enviarlos al cuarto, dejarlos sin ver a los amigos o sin salida, prohibirles la tele, el ordenador o algo que les guste; darles tareas extras o tareas hogareñas. Deben saber de antemano lo que sucederá en cada caso.

7) Nunca te muestres enojado o violento al poner una regla. Espera a calmarte y habla con tu hijo con ternura.

8) Escucha las necesidades del niño. Así él aprenderá a escuchar las tuyas.

9) Establece límites según la edad y madurez de los niños.

10) Ten paciencia en el proceso. Los límites no son mágicos, por ello debemos ser constantes en nuestras acciones y, sobre todo, pacientes. Si debemos recordar cada día la norma (y si son menores de tres años 20 veces al día), hagámoslo con paciencia y sin alterarnos.

11) Cuando desobedezcan una regla establecida, recuérdale la norma y la consecuencia por no cumplirla, luego con calma, cumple con lo establecido. (Esto sirve para niños de 2 años o de 17). Hay que poner límites sin violencia: . Sobre todo mostrarles, a través del diálogo, que están equivocados.

Cuando los niños son más pequeños necesitarán que los acompañemos en los castigos?: sentarnos a su lado cuando estén pensando? en una sillita apartado del lugar en que esta toda la familia (por supuesto no debemos dejarlos en un lugar oscuro, ni demasiado alejado, solo en el cuarto continuo y con la puerta abierta. La idea es que ese momento sea aburrido, y al niño le disguste), hasta que aprenda a quedarse allí solo por unos dos o tres minutos, apagar los dibujitos y estar con ellos para asegurarnos que no vuelvan a encender la televisión etc. Poco a poco irán entendiendo la situación y tratarán de ser obedientes para evitar estos pequeños momentos que les disgustan. No olvides que a esta edad es muy importante premiarlos por sus logros.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Sus comentarios antes de ser publicados serán revisados por el Administrador del Blog